Imprimir RFC desde cualquier lugar

Parece mentira que hace apenas unos años, los mexicanos debíamos acudir a las instituciones gubernamentales a solicitar muchísimos trámites.

Entre las diligencias más comunes que un ciudadano se veía obligado a realizar, era acudir por ejemplo a la oficina del SAT que se encontrara más cercana a nuestro domicilio, con el propósito de solicitarle a un funcionario que nos brindara ayuda para imprimir RFC, puesto que es muy común que se nos extravié este documento.

Imprimir RFC desde cualquier lugar

Las filas eran interminables y además había que esperar a que no llegara la hora del cierre, pues los ejecutivos dejaban de atender y debías volver al día siguiente a completar el cálculo del RFC.

Por suerte, todo esto ha cambiado de manera satisfactoria, puesto que ahora todo el que necesita una consulta específica en el SAT, debe ingresar al portal de citas y reservar su lugar.

Este tipo de acciones brindan la oportunidad de que algunos funcionarios queden libres para atender a la población que necesita apoyo en tareas menores, como es el caso de reimprimir el RFC.

Toda aquella persona o empresa creada con capital privado, tiene derecho a solicitar la acción de reimprimir el RFC gratis, siempre que lo necesite.

La Cédula de Identificación Fiscal, al tratarse de una hoja de papel común y corriente, es muy fácil que se deteriore con el paso del tiempo. Eso sin contar que en algunas ocasiones la CIF puede sufrir accidentes de otro tipo, como por ejemplo es el de rasgarse por accidente o ser mojada por algún líquido.

Si ya obtuviste tu RFC con CURP, pero olvidaste tu contraseña para acceder al portal en línea, no te preocupes que enseguida te daremos unos consejos para que puedas obtener una nueva en tan sólo unos pocos minutos.

Se supone que, desde hace aproximadamente ocho años, todo aquel que se registra online o en una oficina tributaria, recibe su palabra secreta para ingresar a los servicios del portal.

No obstante, hay ocasiones en los que al ejecutivo que te brinda la asesoría, se le olvida concluir con el trámite de generación de contraseña. La buena noticia es que se pueda completar por Internet.

Dentro de la ventana de trámites de la página del SAT, haz clic en “Servicios” y luego en Cédula de Identificación Fiscal.

Seguidamente notarás que se muestra una nueva pantalla en donde se te solicita que pongas el RFC con Homoclave y tu contraseña.

No obstante, lo que deberás hacer será dar clic en el enlace de color azul ¿Olvidaste tu contraseña? Y seguir cada una de las instrucciones que te brindará el sistema, ya que con ello se enviará un link a la cuenta de correo electrónico que tengas registrada en Hacienda.

Minutos más tarde inicia sesión en tu e-mail, abre el mensaje y da clic en el enlace para que se cargue la siguiente página del formulario en donde deberás elegir una contraseña de ocho caracteres.

Un consejo que podemos darte es que incluyas números y letras, a fin de que tu “palabra secreta” sea lo más difícil de descifrar que se pueda.

Luego de restablecer tu contraseña, ya podrás llenar los datos que te solicitan y decidir si quieres imprimir el RFC gratis o almacenar una copia del PDF en tu computadora.