Consultar RFC SAT

¿Por qué todos deberíamos realizar al término del año fiscal una consulta RFC? Para quienes aún no lo sepan, en la República Mexicana el organismo encargado para distribuir las recaudaciones derivadas del pago de impuestos es la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SAT).

Sin embargo, esta dependencia no puede hacerlo sola debido a que también se le han encomendado otras funciones. Fue por ese motivo que el Gobierno Federal decidió crear a principios de los años 90, lo que hoy en día se sigue conociendo como el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Herramienta para Consultar el RFC con Homoclave

Nombre:

Apellido Paterno:

Apellido Materno:

Fecha de nacimiento:

Año:

Mes:

Dia:

 

Éste se encarga de agrupar de manera correcta tanto a las personas físicas, es decir, los ciudadanos que reciben dinero por las actividades que realizan, como las personas morales, organizaciones particulares que obtienen dividendos gracias a los productos y/o servicios que ofrecen al público en general.

Anteriormente, consultar un RFC era algo sumamente complicado de llevar a cabo, pues primeramente debías ponerte en contacto con tu oficina del SAT más cercana, luego agendar una cita y, por último, aguardar una larguísima fila hasta que fueras atendido.

Consulta RFC

Obviamente esto era muy desagradable para gran parte de la población, pues los interesados en consultar RFC, perdían literalmente todo el día por culpa de un inconveniente burocrático.

Por suerte, esto ha cambiado por completo, ya que, si ya te registraste en hacienda y por ende obtuviste tu Registro Federal de Contribuyentes, lo único que deberás hacer será ingresar a la página del SAT y seguir los pasos que te permitirán obtener una copia completamente digital y lo mejor de todo, gratuita.

Pero antes de hacer eso, te propongo que vayamos paso a paso, pues esta guía le puede servir a aquellas personas asalariadas que recién comienzan a trabajar o también a aquellos individuos que planean poner un negocio por su cuenta. A estos últimos también se les considera personas físicas, puesto que se anexan de manera automática al régimen de “Pequeños Contribuyentes”.

¿Como se saca el Registro Federal de Contribuyentes?

¿Como se saca el Registro Federal de Contribuyentes?

Supongamos que tu patrón te exige obtener la constancia de RFC, para así poder darte de alta dentro de la nómina de su empresa. Primeramente, tendrías que contar con una computadora que tenga la opción de acceder a la red (No importa que velocidad tengas contratada, puesto que el portal oficial del SAT funciona con 1 Mb de velocidad como mínimo).

Una vez que te encuentres frente a tu ordenador, lo siguiente que deberás hacer será abrir el navegador de Internet que tengas habilitado por defecto. Posteriormente ingresa al sitio oficial del Servicio de Administración Tributaria. La dirección es: www.SAT.gob.mx

ingresando a ese lugar, prácticamente estarás a unos cuantos clics de tramitar RFC por primera vez.

Da clic en el enlace directo denominado como “Trámites” localizado en la barra horizontal que aparece en todas y cada una de las páginas que componen a este sitio web. En tan sólo unos segundos, serás trasladado a una nueva ventana en donde deberás colocar el puntero de tu ratón encima de la palabra “RFC” a fin de que se habilite un menú emergente.

En él, da clic sobre la opción de “Con CURP” ubicada en el sector de “Inscripción”. Repito, este tipo de acciones para completar el registro en hacienda dentro del portal del SAT, sólo será válido para personas que perciban un salario, pues a otro tipo de contribuyentes se les solicita mayor documentación.

Algo que se me olvidaba mencionar, es que en este rubro también se debe añadir a los ciudadanos que laboren usando el modelo de honorarios, ya que esto también es considerado ante la ley como un tipo de salario.

Al ingresar a la primera pantalla para tramitar RFC. En el cuadro de texto en donde dice CURP, coloca dicho código alfanumérico tal y como aparece en tu constancia. Si aún no sabes qué es la Clave Única de Registro Población te decimos rápidamente que se trata de un trámite gratuito que deben poseer todas las personas que vivan dentro de la República Mexicana.

Esta herramienta surgió en el año de 1996, durante el gobierno del presidente Ernesto Zedillo Ponce de León, como una alternativa definitiva para erradicar las claves obsoletas que se utilizaron en algún momento en el país, pero que por distintos factores quedaron en desuso.

La institución encargada de resguardar estos datos es el Registro Nacional de Población, quien a su vez le reporta sus actividades a la Secretaría de Gobernación.

El trámite de inscripción a la CURP lo puedes llevar a cabo en cualquiera de los módulos RENAPO de tu localidad o en su defecto en las oficinas del Registro Civil de la entidad federativa en donde tienes tu domicilio.

trámite de inscripción a la CURP

Los requisitos para obtenerlo son:

Una copia certificada de tu acta de nacimiento, siempre y cuando sea legible y una identificación oficial vigente que cuente con fotografía. Dentro de esta categoría, la más fácil de tener a la mano no es otra que la credencial para votar expedida por el INE.

Regresando a la página que te permitirá calcular la RFC, apuntábamos que el primer paso era colocar tu CURP en la casilla correspondiente. Acto seguido, pon la clave captcha tal y como se muestra en la imagen.

Si es que llegaras a tener un inconveniente al momento de ver ese código, sólo debes actualizar la página inmediato se abrirá una nueva combinación de números y letras.

Vale la pena mencionar, que entre los mecanismos de seguridad que distinguen al portal del SAT, destaca el elemento de este tipo de códigos aleatorios. El propósito de estos es reducir en la medida de lo posible, los ataques por parte de hackers.

Al terminar de introducir ambos elementos, presiona el botón de “Continuar”.

En la nueva pantalla ya podrás ver tus datos generales, pues fueron automáticamente sacados de tu constancia de CURP gratis. En el supuesto de que no se mostrará ninguno de los campos referentes a tu información personal, lo procedente sería concretar una cita en el módulo SAT más cercano a tu casa para acudir personalmente y solicitar que se haga una consulta RFC SAT, desde esa oficina para que la Cédula de Identificación Fiscal pueda ser generada en tiempo y forma.

Suponiendo que todos los datos de ese formulario se hayan completado de forma correcta, da clic en el botón de “Continuar”.

En el siguiente apartado deberás determinar la dirección precisa de tu domicilio fiscal. Es decir, el lugar en donde podrás recibir avisos y notificaciones por parte de cualquier autoridad vinculada al SAT. Mucha gente teme colocar su dirección real en un formulario de Internet.

No obstante, queremos reiterarte que todos los sistemas que componen al portal del Servicio de Administración Tributaria, cuentan con un avanzado sistema anti robo de datos personales.

Es de suma importancia que todos los datos que pongas en este apartado sean correctos. Decimos esto porque una vez que la Secretaría de Hacienda recibe tu formulario, envía a una persona para que verifique que la casa en cuestión existe. De no hacerlo, puedes hacerte acreedor a una multa administrativa, puesto que estarías colocando datos erróneos, con el fin de confundir a las autoridades fiscales.

Otro punto que no debes dejar de considerar es que a lo largo del formulario encontrarás varios campos de texto que vienen acompañados de un asterisco. Esto significa que la información solicitada en esos rectángulos, es de carácter obligatorio.

Si decides omitir cualquiera de ellos, el sistema de inmediato se bloqueará y no te dejará avanzar hasta que se haya completado la información indispensable para la consulta RFC con CURP.

Por otra parte, hay dos datos que, aunque no son obligatorios, se convierten en algo indispensable para que las autoridades se pueden conectar contigo de una forma más rápida. Obviamente me estoy refiriendo a que incluyas un número telefónico, así como una dirección de correo electrónico vigente y personal.

En el país de residencia, lógicamente tendríamos que colocar “México” (Esta sección se muestra en la pantalla debido a que varias personas nacidas en territorio nacional tienen negocios dentro de nuestras fronteras, pero por diversos motivos viven en otro país.)

Hay que recordar que la Secretaría de Hacienda vigila todas y cada una de las operaciones en donde haya dinero de por medio. Por eso, también se encarga de tener unidades desplegadas en todos los aeropuertos del país, pues uno de sus objetivos es evitar el ingreso de mercancía ilegal.

En donde dice “Fecha de inicio de operaciones”, debes de colocar el periodo exacto en donde iniciaste a trabajar. Lo recomendable es poner periodos completos. Es decir, ya sea tomando el inicio de mes o a partir de la primera quincena. Posteriormente da clic en continuar para que el sistema te muestre una encuesta en donde deberás decirles a las autoridades que eres un trabajador asalariado o que laboras por honorarios.

Como ya mencionamos anteriormente, cualquiera de estos dos rubros se encuentra automáticamente exento de la emisión de comprobantes fiscales.

No olvides que el empleador es el encargado de hacer la retención mensual equivalente al concepto de impuestos que debes regresarle al SAT. Del mismo modo, tu jefe es quien hará la declaración anual, por lo que no tendrás nada de qué preocuparte. Da clic en “Continuar” y si lo deseas puedes imprimir RFC persona física, es decir un resumen de todo lo que has hecho hasta ahora.

En caso de que todo sea correcto, da clic en “Enviar” De acuerdo a lo que han indicado las autoridades de la SHCP, una vez concluido el pre registro, la persona interesada deberá esperar un periodo máximo de 10 días para recibir un mensaje de correo electrónico acompañado de un número de folio.

Cuando no haya recibido, lo que debe hacer es buscar en Internet la página oficial de Citas SAT y elegir el día y la hora que más te convenga en el módulo que te corresponda.

Debes llegar al menos con 15 minutos de anticipación, puesto que, el sistema debe validar tu número de folio. Luego el trámite no deberá tardar más de media hora, puesto que el funcionario que te atienda ya deberá contar con la documentación necesaria para hacerte entrega de tu cédula de identificación Fiscal, así como de tu guía de obligaciones como contribuyente.

También te aconsejamos que antes de que termines tu cita con el asesor, le solicites la habilitación de la contraseña para poder ingresar al portal en línea del SAT. Con esa palabra clave, podrás llevar a cabo un sinfín de trámites adicionales dentro de esta página web, sin que tengas que salir de tu hogar.

Este trámite no tiene ningún costo y también puede sustituirse con la habilitación de la Firma Fiel.

sat en linea

Entre las funciones que se pueden llevar a cabo por internet, destaca la de buscar RFC en el supuesto de que requieras la emisión de una copia secundaria. En tal caso, sólo debes entrar al sitio oficial del SAT, luego dirigirte al link de trámites y finalmente ubicar la sección marcada como “Mi Portal”

Después coloca tu código de RFC con Homoclave y la contraseña que te hayan entregado. Da clic en iniciar sesión y luego busca la opción de “Consultar RFC en línea”. En pocos segundos, podrás ver en tu pantalla una copia fiel del original, mismo que podrás imprimir las veces que tú quieras o inclusive almacenarlo en un dispositivo para futuras ocasiones en las que ocupes una reimpresión de RFC.

Esto es de suma utilidad, ya que el Registro Federal de Contribuyentes se utiliza tanto para concluir trámites públicos como privados. Por ejemplo, si quisieras obtener un crédito bancario, lo más seguro es que el personal del banco a donde acudas te pida una copia de tu RFC, para verificar si no estás en Buró de Crédito, y también para saber si percibes ingresos fijos de una o más fuentes.

Todos esos datos les ayudará a determinar si eres un buen sujeto de crédito.

Validar RFC

Validar RFC

Otro de los motivos por los que una persona puede llevar a cabo una consulta RFC y Homoclave, es porque quiera cerciorarse de que ésta es válida o no.

El procedimiento para este tipo de consulta RFC gratis, es muy rápido y fácil de completar. Una vez más, el único artilugio indispensable que deberás tener a la mano será una computadora que pueda conectarse a Internet.

Inicia el explorador de Internet de tu preferencia y utilizando cualquiera de los buscadores que hay (Google, Yahoo etc.) escribe las palabras RFC SAT. Luego da clic en el primer resultado, ya que así entrarás al portal oficial de este organismo.

Después haz clic en el link de “Trámites con el fin de que se abra una ventana emergente en donde ingresarás a la pantalla principal de trámites en línea. Te recordamos que, si deseas hacer otro tipo de cosas como por ejemplo la opción de calcular mi RFC, deberás tener habilitada tu contraseña.

Sin embargo, el validar un registro de manera individual, es algo que cualquier ciudadano puede llevar a cabo, pues hacienda no quiere que corras riesgos al momento de realizar un negocio con un contribuyente al que no conoces del todo.

El siguiente paso es posicionar el puntero del ratón sobre la palabra “Consultas”, aguarda hasta que aparezca el menú emergente. De aquí la opción que nos interesa es la que se llama “Validación del RFC”. (en caso de que no lo sepas, ésta se localiza debajo de la columna denominada “verificación de Autenticidad).

De nueva cuenta, serás trasladado a una nueva ventana en donde aparecerá un código de verificación muy similar al que se utiliza para poder obtener la CURP. Es importante que coloques los números y letras de la misma manera en como aparecen, pues sino el sistema no te permitirá seguir adelante con el proceso.

Me consta que hay muchos usuarios que cuando llegan a esta pantalla se les dificulta leer claramente las letras que aparecen dentro de ese rectángulo. A ellos les quiero comentar que siempre que experimenten algún inconveniente de este tipo, deben dar clic en el enlace de “Intentar otro código”, ya que de esa manera la página cargará uno nuevo, el cual la mayoría de las veces es mucho más fácil que el anterior.

En el momento en el que haces clic en aceptar, aparece nueva información. La primera opción nos brinda la oportunidad de validar varias claves de manera masiva. en pocas palabras, el portal nos deja verificar un calculo RFC con Homoclave de hasta 5000 personas, un número que quizás a ti como contribuyente te parezca exagerado.

Sin embargo, no debes olvidar el hecho de que también las empresas registran a sus empleados en este sistema, ya que de lo contrario estarían incumpliendo con su obligación de pagar impuestos en tiempo y forma y ninguna compañía quiere meterse en problemas con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

La segunda alternativa es para llevar a cabo una validación de manera individual. Por último, en el tercer botón, podrás borrar todos los datos que hayas ingresado a dicho formulario, en caso de que te hayas equivocado.

Escribe la clave que desees validar y enseguida oprime el botón que tiene forma de una lupa y que lleva por nombre “Consultar RFC” (En mi opinión me hubiera gustado más que le pusieran “consultar mi RFC“, pues suena mucho más personal.

En el supuesto de que los datos que hayas ingresado correspondan a un ciudadano que permanece activo en la base de datos del SAT, se mostrará un mensaje de confirmación. Por supuesto que ocurrirá lo mismo en caso contrario, sólo que se te indicará que tal registro no existe.

No todas las personas saben que lo correcto es darse de baja de las obligaciones fiscales que uno haya contraído, cuando se encuentre retirado. También es bastante recomendable dar de baja a nuestros familiares que ya han fallecido.

Decimos esto porque entre más depurada esté la base de datos que engloba tanto a los contribuyentes denominados como personas físicas, como a las personas morales, las autoridades podrán calcular la cantidad de dinero que se podrá destinar al presupuesto anual.

¿Cual es la homoclave del Registro Federal de Contribuyentes?

¿Cual es la homoclave del Registro Federal de Contribuyentes?

Desde que el gobierno Federal implementó una política para llevar un control acerca del número de contribuciones que tenía en un determinado periodo, se pensó en una forma de evitar que ningún registro fuera idéntico a otro.

Las razones por las que se creyó necesario es porque de otro modo, alguna persona pagaría dos o tres veces el mismo impuesto, siendo que esto a todas luces es una práctica que se debe erradicar a toda costa.

Fue así como nació la primera Homoclave. Una combinación de números y letras que se asigna de manera aleatoria y que de alguna manera tiene relación con nuestros datos personales.

Hoy en día el encargado de generar este tipo de elementos anti duplicidad es nada más y nada menos que el Servicio de Administración Tributaria (SAT), mediante un avanzado software.

En un sentido estricto, la Homoclave se ubica en las últimas tres posiciones de la Cédula de Identificación Fiscal (CIF).

¿Como obtener la Homoclave en el RFC?

Como decimos en el tema anterior, no hay forma en la que ninguna empresa ni particular puedan elegir la Homoclave que deseen. Pues es un proceso que se lleva a cabo automáticamente, una vez que la organización es registrada o que el individuo es dado de alta en el sistema.

Hasta el momento solamente habíamos hablado de como consultar tu RFC. No obstante, es una buena oportunidad para indicarte los elementos que componen a las dos claves básicas de este tipo que se pueden obtener a lo largo y ancho de la República Mexicana.

RFC de una persona física

  • Primera letra del apellido paterno, así como la primera vocal interna del mismo.
  • Primera letra del apellido materno (en caso de que ésta no exista, se debe añadir automáticamente una letra “X”.
  • Primera letra del nombre de pila del ciudadano que está cumpliendo con su obligación de consulta RFC con Homoclave.
  • Después se ponen los seis dígitos que corresponden a la fecha en que naciste. Las dos primeras casillas comprenden el año de tu nacimiento, las dos siguientes el mes y las últimas dos el día.
  • Por último, la Homoclave se compone de tres números y letras revueltas, puesto que el software alfanumérico del SAT la asigna de forma completamente automática. Vale la pena destacar que una vez otorgada, no se puede modificar bajo ninguna circunstancia.

Consulta de RFC Persona Moral

Veamos ahora lo que pasaría con una consulta de RFC persona moral. Hay muchas personas que dicen que ambas claves son exactamente iguales. Sin embargo, se equivocan y enseguida daremos los motivos por los cuales indicamos esto.

Cuando se hace a fondo una consulta RFC de una empresa, el individuo se percata de que hay cambios sutiles en su estructura básica. Veamos:

  • Las primeras tres letras corresponden al nombre de la compañía que se desea dar de alta en el Servicio de Administración Tributaria. Pueden usarse a manera de abreviatura o bien ser una combinación de estas.
  • La fecha en la que se fundó también se coloca en formato de seis dígitos. La diferencia estriba en que esta fecha se encuentra vinculada directamente al acta constitutiva de dicha organización. Ojo, lo anterior no se debe confundir con el “inicio de operaciones” de una empresa, sino en el momento en el que recibió la documentación necesaria para poder calcular un RFC.
  • La Homoclave también ocupa tres casillas en el caso de las personas morales. De la misma manera que pasa con las personas físicas, una organización no puede exigir el cambio de su clave una vez que le ha sido asignada.

Recordemos que a todas las empresas que ofrecen productos y/o servicios se les exigen otros requerimientos adicionales, ya que deben cumplir con la tarea de emitir facturas por medio de herramientas electrónicas.

¿Donde consulto mi RFC?

Donde consulto mi RFC?

Personalmente, hay diferentes lugares donde consulto mi rfc y en las que cualquier persona puede hacer una consulta RFC del SAT. El único requerimiento básico es que estés registrado ante la Secretaría de Hacienda, pues de lo contrario tu Cédula de Identificación Fiscal no habrá sido generada a y por ende el proceso no podrá realizarse.

Ya te dijimos cómo puedes pre registrarte de una forma ágil y segura desde cualquier computadora.

Ahora en este breve apartado te indicaremos las diferentes formas en las que es posible completar la tarea de consulta tu RFC.

La primera y la más sencilla es ingresando a la página oficial del SAT y luego en la sección de trámites en línea ubica el rectángulo de acceso a “Mi Portal”. Ya sabes, debes colocar tu RFC y la contraseña que te haya sido asignada para poder ingresar.

Sigue las instrucciones que te dará el sistema hasta que llegues a la sección en donde hallarás una copia digitalizada de tu CIF. Esta la puedes guardar en tu computadora o bien imprimirla en papel.

El segundo método para quienes no tienen acceso a Internet, consiste en comunicarte vía telefónica con las autoridades tributarias y agendar una cita para ser atendido en el módulo más cercano a tu domicilio.

Ahí, el ejecutivo que te atienda te proporcionará dos copias de tu RFC. La última manera en la que puedes pedir una consulta de RFC es yendo a las oficinas de Internet del SAT. En estos sitios la conexión a Internet es gratis y además cuentas con el asesoramiento de profesionales en caso de que surja algún problema.

Por cierto, lo anterior me recordó que hay personas que dicen que se puede hacer una consulta RFC y CURP al mismo tiempo. Quiero decir que esto no es posible, puesto que aunque se trate de dos documentos de identificación personal intransferibles, son otorgados por instituciones completamente distintas.

Eso quiere decir que cada uno de estos tienen su propio portal de consulta. No olvides que la Clave Única de Registro de Población la entrega el Registro Nacional de Población, en tanto que el Registro Federal de Contribuyentes es gestionado por el Servicio de Administración Tributaria.

Deseamos que pronto las autoridades se den cuenta de que ambas herramientas son complementarias y por consiguiente deberían existir en un mismo sitio web, para que así la gente pierda mucho menos tiempo al momento de hacer una consulta RFC con CURP.

imprimir RFC por internet

imprimir RFC por internet

La acción de imprimir RFC SAT sin contraseña, sólo será posible cuando el interesado haga un escaneo de su propia CIF para poder contar con una copia adicional de la misma. Esto se puede realizar en cualquier computadora, siempre y cuando tengas a la mano un multifuncional.

Es decir, una impresora que además tenga la opción de copiadora integrada.

Ahora bien, para imprimir RFC gratis sigue estos pasos:

– Entra en la página oficial del SAT y haz clic en el apartado “Trámites” de la barra de herramientas horizontal.

– Ya en la nueva ventana posiciona el puntero del ratón encima de la columna de Servicios. Y en esa columna hay que dar clic en el link de “Acuses de RFC”, el cual se encuentra dentro del sub menú “Reimpresión”.

– Llegarás a una nueva ventana titulada como “Acceso por contraseña”. Aquí coloca tu RFC con Homoclave, así como la contraseña que te otorgó el SAT, por último, digita el código de verificación o captcha que aparece al final de la pantalla. Una vez que lo hayas hecho, da clic en Enviar.

– Posteriormente cliquea en el rectángulo “Generar constancia” omitiendo todos los demás campos de texto que se muestran en esa pestaña. (También deberás habilitar la opción de ventanas emergentes).

Así de simple verás en tu pantalla una ventana adicional en donde se mostrará una copia digitalizada de tu RFC. El último paso no es otro que el de dar clic en el botón de imprimir.

Por supuesto, para que el proceso se lleve a cabo correctamente tu impresora debe contar con tinta y hojas de papel bond blanco tamaño carta.

Finalmente, un consejo adicional que te daremos el día de hoy es que almacenes el archivo en tu ordenador, para que así la próxima vez que necesites imprimir un RFC, puedes hacerlo en modo Offline.